Inténtalo. Instalar tu piso laminado es más fácil de lo que crees

Existen diferentes nombres para los pisos laminados, pero, los suelos laminados no son parquet, porque no son de madera maciza y es precisamente por eso que son tan populares. Este material compuesto recubierto de resina ofrece una mayor resistencia a los arañazos y a los golpes, así como a las manchas con un visual muy cercano al de la madera maciza si la calidad es la adecuada.

Otra ventaja de los pisos laminados es que son agradables para vivir, además son muy fáciles de instalar, sobre todo desde la aparición en el mercado de las tablas clip-on, para un suelo flotante sin pegamento, clavos ni tornillos. Los puedes ver aquí

Con estos consejos sobre la instalación de pisos laminados podrá redecorar su casa de una forma sencilla y cómoda.

 Antes de la colocación del piso laminado: material y preparación

herramientasAntes de empezar a colocar su suelo con clips, aquí hay una lista de los equipos que necesitará a medida que avance su trabajo, y algunas reglas a seguir para preparar su suelo de la mejor manera posible.

 

Material

  1. Lamas de pisos laminados: dependiendo de la superficie a cubrir, cuente con un coeficiente que tenga en cuenta los cortes para comprar la cantidad suficiente de cobertura.
  2. Base insonorizante de calidad, por metro o en rollos
  3. Película de polietileno o polietileno dependiendo de la naturaleza del suelo
  4. Rodillo adhesivo
  5. Auto sierra, sierra de calar o sierra de taladro para cortes redondos
  6. Martillo o mazo o bloque de martillo
  7. Cuñas de expansión (compradas para este fin o fabricadas con un espesor de 8 mm)
  8. Cuadrado y metro de carpintero
  9. Rodapiés y listones
  10. Mascarilla antipolvo y rodilleras

piso laminado

Consejos

Para que su suelo laminado tenga el mismo nivel de humedad que la habitación de destino, coloque los paquetes cerrados y planos en la habitación que se va a cubrir al menos 24 horas antes de la instalación.

Elija sus rodapiés al mismo tiempo que su piso laminado para que combinen con los colores de la madera. Recuerde contar los cortes de la desviación de obstáculos (puertas, tuberías…) para estimar la longitud requerida.

Preparación

Para un resultado de instalación perfecto, la preparación del suelo a revestir es esencial: su suelo debe estar limpio y nivelado para poder acomodar su suelo laminado.

limpiezaLimpieza del suelo: si ha quitado una alfombra o está trabajando en una solera, elimine todo rastro de pegamento o cemento raspando el suelo, quitándolo si es necesario y lavándolo a continuación. Deje secar bien antes de comenzar su trabajo.

Nivel del suelo: la instalación de Los pisos laminados sólo se realiza sobre una superficie plana para evitar cualquier “flotación” y agrietamiento de su suelo después de la instalación. La tolerancia máxima de desnivel es de 4 mm/metro: si esto no corresponde a las condiciones de su suelo, deberá nivelarlo (incluso para cubrir una baldosa que parezca “lisa”).

El ambiente de la habitación: retire todas las puertas que bordearán su piso laminado y corte las patas del marco de la puerta ahora aserrando la altura necesaria para colocar las lamas en el piso respetando el espacio de expansión.

Colocación del piso laminado: pasos esenciales

Para sus herramientas: al contrario de lo que parece, la colocación de un suelo laminado flotante es muy sencilla.

Pasos de Instalación

obras Colocación del subsuelo elástico: si el subsuelo no está integrado en su suelo, tendrá que colocar un subsuelo de alto rendimiento de insonorización en toda la superficie de su habitación (no descuide la calidad). Eleve el contrapiso unos centímetros por encima de las paredes para optimizar el aislamiento. En caso necesario, unir las hojas con cinta adhesiva de doble cara.

 

Colocando la primera fila:

  1. En primer lugar, coloque los paneles a lo largo de la pared sin fijarlos, con la lengüeta en el lado de la pared (la lengüeta es el borde saliente que encaja en la ranura del panel adyacente). La última hoja de la fila debe tener una longitud mínima de 40 cm; en caso contrario, corte la primera hoja para asegurarse de que caiga en la cuenta correcta al final de la línea.
  2. Coloque los bloques de expansión a lo largo de la pared y alrededor de los bordes antes de instalar la primera tira de ranura y lengüeta en el lado de la pared, y encaje los siguientes en la ranura en el lado inclinándolos unos 30°. Baje la hoja para bloquearla antes de continuar hasta la última hoja.
  3. Al final de la fila, corte su última tabla sin olvidar dejar un espacio de expansión en la esquina de la pared. Dibuje su línea de corte en ángulo recto superponiendo la última y segunda cuchilla.
  4. Colocación en la superficie de la habitación: comience cada nueva fila con la caída de la tabla anterior, sin olvidar colocar los bloques de expansión a lo largo de las paredes. Golpee con un mazo o calce cada 3 ó 4 filas para mantener el ajuste perfecto de sus cuchillas.
  5. Colocación de la última fila: en la mayoría de los casos, la última fila tendrá que ser cortada a lo largo de la longitud de las tablas. Para su medición, no olvide el espacio de expansión de al menos 8 mm.
  6. Fin de la instalación: después de aproximadamente 1 hora, retire todas las calzas de la periferia de su habitación y corte el exceso de aislamiento con un cúter

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion