Tips para decoración de interiores

Cuando queremos iniciar un proyecto que implique la decoración de interiores es normal que nazcan muchas preguntas cuando no se tiene ningún tipo de experiencia en el área. El efecto de los colores, las texturas, los diseños a seguir, qué revestimiento se pueden utilizar, como aprovechar mejor el espacio, cuáles son los primeros pasos que hay que dar, son algunas de las preguntas más frecuentes que nos podemos hacer cuando estamos entrando por primera vez en un proceso de decoración de interiores.

Son estas preguntas las que dan pie al siguiente artículo, ya que antes de comenzar a decorar necesitamos conocer algunos principios básicos para aprovechar mejor nuestro tiempo cuando estamos decorando, evitando desperdiciar recursos y asegurando un acabado profesional.

El espacio como materia prima

Aunque suele ser pasado por alto, la principal materia prima que tenemos cuando se habla de decoración de interiores es el espacio con el que se cuenta dentro de la habitación que se va a decorar. Conocer a profundidad cada uno de los espacios de la habitación permitirá realizar una mejor distribución del mismo cuando hablamos de la ubicación de elementos físicos que componen los distintos espacios que están dentro de la habitación.

Cuando conocemos cuál es el espacio en el cual nos vamos a desenvolver, la ubicación de los elementos físicos dentro del mismo se hace más sencilla y podemos elegir si queremos modificarlo o queremos dejarlo como ya está. Alguno de los aspectos que tienes que tener en cuenta cuando estás evaluando el espacio de la habitación que vas a decorar son las dimensiones de la habitación, la existencia o no de desniveles dentro de las misma, la ubicación de la puerta y de las ventanas, si las hay las fuentes de luz artificiales y naturales y como éstas influyen en la iluminación general de la habitación así como los materiales con los que están hecho tanto el techo como los pisos.

Ten claro que es lo que quieres

Algunos decoradores se atreven al definir la decoración de interiores como un proceso con cierta complejidad que busca simplemente crear un ambiente armónico entre los distintos elementos que conviven en dicho espacio usando recursos estéticos que represente a las personas que asistan dicho lugar. Partiendo de esta definición es lógico pensar que para poder comenzar un proyecto de decoración de interiores hace falta tener en cuenta todo lo referente a los gustos personales de la persona que habitara el espacio.

Detalles como su color favorito, qué cosas le hace sentir bien, que suele realizar en dicha habitación, cuáles son sus gustos, etcétera, son elementos fundamentales que permitirán definir mejor la decoración correcta del espacio. Cuando se tiene esta información el resultado final será el óptimo puesto que la persona que lo habite se sentirá a gusto dentro de la habitación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*